martes, 23 de octubre de 2012

Hablando sobre el Amor

La noche cae una vez más en el tranquilo y apartado pueblo. 
Las calles, frías y prácticamente vacías, encierran una magia indescriptible, historias apasionadas con tintes y sabores tan variables como variables son las definiciones que se le atribuyen. El Amor. 
Parejas, almas solitarias, familias pequeñas se pasean respirando el helado viento de la noche, iluminada por la tan bella y casi siempre presente luz de la Luna. El Amor llena esas calles tan gélidas y maravillosas con estas historias, que deambulan en busca de algún verso que las continúen, o tal vez, las terminen. 

Cuántas veces no habré pensado, apoyando la cabeza sobre el cristal de alguna ventana que diera al patio trasero, en buscar una definición para aquello que todas las personas sienten, en algún momento obligado de sus vidas, de forma tan incomprensible e irracional... de forma tan espléndida.
Amor es aquello que él siente por ella, o ella por él. Amor es lo que él siente por él, quizás él por él. Amor es lo que ella siente por ella, o tal vez ella por ella. Amor es lo que sientes por tus padres, tus amigos, tu perro, tu gato, tu bicicleta, tu oficio, su caligrafía, por ti. Amor, afecto, cariño, gusto, aprecio... tantas palabras, y tan pocas formas de saber diferenciarlas. ¿Qué más da, no? 

- ¿Hablando sobre el Amor, dices? Pero si no has dicho nada. 
* Tienes razón. Cuando quieres hablar del Amor, la mente se te queda en blanco. Es como si tu mente decidiera que, bueno, simplemente es mejor no decir nada del Amor. 
- ¿Entonces, cómo hablaremos de Amor?
* ¿Para qué hablar de tal cosa? El Amor es complicado por definición, no se puede hablar de él sin estar completamente seguro de que no se ha dicho una barbaridad, ¿no es fantástico?
- Pero, ¿no habíamos quedado en que no había definición?
* Hombre, yo tengo la mía. A ver si te gusta esta: El Amor es probablemente la única palabra que nadie sabe definir, pero que, con nombrarla, todo el mundo sabe exactamente a qué se está refiriendo, y... ¿puede haber algo más complicado que algo que consiga poner de acuerdo al Mundo entero?