domingo, 11 de marzo de 2012

Solemos olvidar...

Solemos olvidar muchas cosas...
Solemos olvidar, por ejemplo, que casi siempre tenemos la culpa de lo que nos ocurre,
y que los demás, casi nunca la tienen.
Solemos olvidar que lo más fácil de este mundo...no suele ser lo correcto,
y que la verdadera belleza cuesta conseguir.
Solemos olvidar también, que una vez dichas, las palabras no vuelven...
y normalmente, cambian nuestro mundo para siempre.

Olvidamos muy fácilmente que lo más importante de la vida... es la propia vida,
lo demás suele ser secundario.
Olvidamos continuamente que pedir perdón, decir "te quiero" y escuchar a los demás...
no cuesta tanto, y sin embargo nos aporta mucho.

Solemos olvidar muchas cosas...
Olvidamos, por ejemplo, que el cometer errores no nos hace más torpes,
sino más sabios.
Solemos olvidar que los miedos, los sueños y las fantasías... son emociones útiles,
y que no debemos avergonzarnos de ellas.
Olvidamos continuamente que no importa tanto si las cosas las hacemos bien o mal, tarde o temprano aprenderemos...lo importante es hacer.

Solemos olvidar tantas cosas... pero eso también está bien,
así, algún día, podremos sentarnos juntos... y recordar....

Vicente